“No me canso tanto….” Fue el comentario de un atleta nuevo en el gimnasio al terminar su sesión de entrenamiento. Lo primero que cruzó mi cabeza fue: “¡Obvio! Quiero hacerte más fuerte, no cansarte”, y después fue el momento en que me di cuenta que muchas personas aún no ven la diferencia entre un entrenamiento (training) y un esfuerzo máximo (testing).

¿Qué es una sesión de entrenamiento?

Nike lanzó una campaña donde dice “Stop Excercising & Start Training” donde el enfoque está en generar un cambio cultural del ejercicio al entrenamiento.  Para dejar de ir a través de la moción del ejercicio y empezar a ir por el progreso.

 ¿Por qué entrenamos?

Hablando específicamente de CrossFit, buscamos ser mejores de manera general en el fitness funcional. Esto se puede transferir a otros aspectos de mi vida, tener mejor condición para jugar con mis hijos o poder aguantar 90 minutos de cascarita los domingos. Esto se logra a través de varios protocolos de fuerza y acondicionamiento físico (si entrenas en Cygnus ya habrás escuchado a dos de mis mentores Iñaki y Juan hablar mucho de esto) que se enfocan en desarrollar los diferentes aspectos del fitness que incluyen control motriz (coordinación, equilibrio y precisión), fuerza absoluta, potencia (fuerza + velocidad), y capacidad cardiovascular (stamina y resistencia aeróbica) entre otras cosas.

¿Qué significa todo esto?

Sencillo, que no debes entrenar bajo pesos o intensidades máximas todo el tiempo.

En Cygnus Training Lab trabajamos mucho con porcentajes y tempos en trabajo de fuerza, levantamientos e incluso trabajo cardiovascular (metcons).

¿Pero y los PRs (personal records)?

A todos nos encanta lograr o superar una marca personal sea un Snatch, Fran o cualquier movimiento. Es muy padre ver atletas sacar PRs durante el entrenamiento, pero la mayoría de estos PRs deben salir en fase de pruebas o competencias. La fase de pruebas nos ayuda a evaluar si el entrenamiento ha sido eficaz y ver dónde estamos para identificar qué modificaciones en cargas/intensidades se deben hacer para continuar con un progreso lineal. 

"¡Pero no termine en el piso!"
En algún punto se empezó a correlacionar el estar sudando, tratando de jalar aire para sobrevivir y tirado en el piso con un entrenamiento eficaz. Hmm, lo siento, pero ¡NO! Así no funciona.  Los intervalos y esfuerzos sostenibles son tus aliados. Lo sé, en intervalos a veces hay mucho descanso, pero este nos ayuda a poder ejercer el mismo nivel de intensidad constantemente. Aplica igual para mejorar desempeño físico o “quemar” grasa.

¿Y cómo es la fase de pruebas (testing)?

Hacer pruebas pueden ser levantamientos o un benchmark con la intención de superar una marca anterior, y esto no debería repetirse cada semana. Estos son los días donde quieres dejar todo en el campo (como dirían mis entrenadores de futbol) y ver de qué eres capaz dando tu mejor esfuerzo.

Utiliza tus días de pruebas como un barómetro de tu entrenamiento.

Levantando cargas sub-máximas permitirán desarrollar la mecánica, técnica, fuerza y velocidad debajo de la barra lo cual nos acercara a esos PRs. De misma manera trabajar con intensidades y descansos controlados incrementamos nuestro sistema aeróbico, construyendo una base de capacidad de trabajo más amplia, mejorar recuperación, y mejor manejo de esfuerzo durante wods (pacing).

Cualquiera que sea tu meta, siempre sigue ENTRENANDO.

- Alex Samaniego